Cincuenta Obstáculos para Irse, mejor conocido como ¿Porque se quedan las víctimas de abuso?

by Sarah M. Buel

Es cuando mi cabeza entra en contacto con la pared que me congelo aunque el puño viene hacia mí de nuevo. Todavía no había aprendido sobre psicología en el comportamiento y no sabía que algunos animales huyen cuando son atacados. Me tomaría un año más de planificación, de perdón, de llamadas, de pedir ayuda, antes de poder salir.


La Oficina de Asistencia Jurídica me dijo que había una espera de tres años, aunque sea por un divorcio en el que eras golpeado. Todos los abogados privados querían por lo menos $10,000 de retén, pues el amenazó con impugnar custodia. El juez me dijo que yo debía tratar de mantener a la familia unida. El sacerdote me dijo que debía diversificar el menú y dejar cocinar tanta comida italiana. Sólo el mayor de los consejeros matrimoniales me dijo que era peligroso para mí quedarme. Así que, ahora soy madre soltera, sin apoyo alimenticio para mi hijo, tratando de ir a la escuela nocturna y mantener mi trabajo. Pero con un salario mínimo, no me es posible pagar la guardería y la renta, así que a veces pienso en volver, sólo para asegurarme de que mi hijo tenga lo suficiente para comer. Me duele más verle comer macarrones con salsa de tomate por tercera noche consecutiva que lo que alguna vez me dolió ser golpeada. 


 

Que las víctimas de abusos hacen muchos valientes esfuerzos para huir de la violencia a menudo es pasado por alto en el proceso de juzgarlos por quedarse  con el agresor. Independientemente de que en el presente estoy proporcionando capacitación a policías, médicos, especialistas en salud mental o profesionales de servicios sociales, cuando la gente se entera de que también he sido víctima de abuso, algunos inevitablemente se preguntan: "¿Cómo es que usted logró conseguir una beca para la Escuela de Derecho de Harvard, pero se quedó con un marido violento por mas de tres años?" Esta pregunta ha sido alimentada por quienes creen que permanecer con un abusador indica estupidez, masoquismo o codependencia. Lejos de ser precisos, tales etiquetas resultan peligrosas para las víctimas ya que tienden a absolver a los agresores de la responsabilidad de sus crímenes home .

La violencia doméstica representa delitos violentos graves: esto no es codependencia, pues no hay nada que la víctima pueda hacer para detener la violencia, ni hay nada que ella haga para merecer el maltrato. Las Víctimas de violencia doméstica permanecen por muchas razones que deben ser entendidos por los abogados, los jueces y la comunidad jurídica para que puedan detener la ola de homicidios, agresiones y otros comportamientos abusivos. A continuación se presenta una muy abreviada lista en orden alfabético de algunas de las razones que he presenciado, ya sea entre los miles de víctimas con las que he tenido el honor de trabajar durante los últimos veintidós años y algunas que reflejan mis propias experiencias.